Publicado el 7 de octubre de 2013 | por 0

Gravity

Gravity Longino Churruca-Florité

Gravity

Merece pagar por verla
Ambientación espacial
Guión
Reparto
Ñoñez
Rigor científico

En resumen: Ambientación magnífica, guión plano y ñoñez por doquier.

3.7

Flotando voy, flotando vengo


User Rating: 2.4 (3 votes)

Cada domingo a las ocho de la tarde salgo de mi hogar rumbo a una sala de cine cercana provisto de lentes, mantón de armiño, caramelos de violeta, zapatillas de paño y cartucho de castañas. Lo habitual es que no haya nadie haciendo cola y nadie en las salas pero ayer fue una excepción. Tres colas, tres, para adquirir la entrada. Y todos los presentes iban a ver Gravity.  Así que yo no iba a ser menos. Además La Sexta 3 programaba Moon Raker y Solo se vive dos veces para esa noche, grandes hitos del cine espacial 007, por lo que la jornada podría ser maravillosa.

Antes de los trailers hubo unos primeros momentos de confusión en los que la gente que no va nunca al cine intenta averiguar cómo tiene que sentarse y colman de chascarrillos su flojera mental. El espectador perdido una vez sentado se convierte en un gran cinéfilo que puede difundir sus comentarios del filme al resto de espectadores. Fue algo parecido a lo que luego se vio en la película, una astronauta a la que primero tienen que explicar cómo moverse por el espacio pero que en un plis plas se desenvuelve por el medio con gracia y salero.

Gravity

Argumento

Hace unos veranos estaba yo tomando un mojito en una colchoneta, cuando me di cuenta de que me había alejado horrores del velero. Tuve que nadar hasta un hidropedal, pedalear hasta una lanchita, remar a una zodiac y con ella alcanzar el velero. Y del velero a tierra a reponerme de la aventura. Todo con el mojito en la mano. En este corto periplo pasé por varios estados mentales y al pisar tierra mi persona ya no era la misma que una hora y media antes. Gravity cuenta una historia parecida.

Protagonistas

George Clooney en su registro estelar: está en este mundo para complacer a las mujeres. Es un papel similar al que interpreta en los anuncios de Nespresso. El de un tipo simpático y picarón que resuelve los problemas de la protagonista con una sonrisa en la boca. Incluso se sacrifica por ella de puro buen rollo. “Deja, deja, que a mí ya me va bien morir ahora aquí, que esto es muy bonito, si yo ya he vivido mucho” viene a decir en su despedida. La Bullock se lo agradece quitándose el casco con el intercomunicador nada más ponerse a salvo, porque no había nada más importante que ponerse en bragas en posición fetal y flotar en el espacio olvidándose de su salvador. Si se hubiese tomado una tacita de café en ese momento la película hubiese sido redonda.

George Clooney

Sandra Bullock hace el papel de su vida aunque eso no quiere decir nada. Ella no podía ser una doctora experimentada que resuelva el problemón que tiene delante solo con habilidades físicas y técnicas. Ella tiene que tener una historia detrás de mucha pena. Descubrimos que su vida es una tristeza. Nadie la espera en ese pueblo cochambroso del que viene, su hija de cuatro años murió, ella solo vive para trabajar 18 horas al día y conduce deprimida y sin rumbo un coche con la música a todo trapo. Sin embargo es un perfil perfectamente válido para cumplir una misión de la NASA. A pesar de todo ese mundo interior, ella acude al espacio con una rinoplastia y abundante bótox, así como unas cejas y piernas depiladas estupendamente. Quizás George Clooney se soltó por todo esto. No podía decir eso de “voy un momento al baño” y tuvo que simular una incomprensible atracción hacia la tierra que podría matarlos a los dos. “Ahí te quedas Sandra Bullock“.

Sandra Bullock

Ambientación

Es lo mejor de la película. La integración de los modelos 3d y los actores es perfecta. En todo momento tenemos la sensación de estar en el espacio. Hay que verla en el cine solo por esto.
Lástima de los momentos musicales innecesarios y del doblaje de siempre de la Bullock que va en su contra.
Como licencia que desmerece el resultado destacar que en el espacio de Gravity todo esté a un tiro de piedra. Las ISS y la estación china casi se pueden saludar con la mano y pedirse una tacita de sal cuando se les acaba.

Momentazos

  • Raqueta de ping pong flotando en la estación espacial china.
  • Abandono del cuerpo del compañero astronauta ruso al ver que estaba hecho un asco.
  • Conversación de radio emotivísima. Sandra Bullock recibe de un desconocido que no entiende nada, unos highlights para su espíritu que ni el disco de oro de la Voyager: risas, ladridos de perro, llanto de un bebé, canción de cuna,… ¿cómo hubiese acabado la película si hubiese sintonizado con el Carrusel Deportivo de la SER?

En resumen

Es una película que merece ser vista por lo espectacularmente representado que está el espacio y sus locos cacharros. Por lo demás es una película bastante plana, previsible y en la que Sandra Bullock no muere.

Tags: , , , , , , ,



Subir al cielo ↑